Muralla de León: Historia y Tramos visitables

Comparte:
Compartir en WhatsApp Compartir en Facebook Compartir en Twitter

La Muralla de León es parte importante del patrimonio de la ciudad, aunque no ha sido hasta hace unos años que se le ha empezado a dar la importancia que merece.

Sin duda, es otra de las cosas que ver en León, y lo mejor: lo puedes hacer mientras visitas el resto del patrimonio de la ciudad, ya que mucho del mismo se encuentra entre sus muros. Esto es todo lo que debes saber.

📜 Historia

Aunque hay discrepancias, la tesis más aceptada sobre la Muralla de León es que su origen es romano, pasando por diferentes modificaciones y añadidos a lo largo de los siglos. Concretamente, la evolución debió ser algo tal que así:

➡️ Siglo I a.C

Primera muralla. Protegió el campamento de la Legio VI Victrix, y era un doble muro de madera, relleno de tierra extraída del foso exterior, con 5 metros de altura y 3 de anchura.

➡️ Siglo I d.C

La Legión VII Gémina la reconstruyó 20m por delante, también en madera, reforzada por una pendiente de tepes (bloques de arcilla), y con almenas defensivas. Su altura era de 6 metros y su anchura de 4.

➡️ Siglo II

Se sustituye la pendiente de tepes por una pared de piedra caliza de 6,5 m de alto por 2 de ancho.

La técnica era opus caementicium, una mezcla de argamasa con cantos de río, y opus vittatum, filas de bloques rectangulares.

De ella sólo se conserva un pequeño resto junto a las escaleras de acceso a la plaza de San Isidoro, al lado de la Torre del Gallo.

Muralla Medieval León

➡️ Siglo III: Muralla actual

Por fin, la muralla romana que se puede ver hoy se alza a finales de este siglo, con 10 m de altura y 5 de grosor.

Se levantó con cuarcita y sillería, y se rellenó con opus caementicium.

Se reparó varias veces en las Edades Media y Moderna, y la última refortificación de importancia tuvo lugar en tiempos de la primera guerra carlista, entre 1836 y 1840.

➡️ Siglo XIV: Cerca medieval

Además del tramo romano, la llamada Cerca medieval es el otro tramo amurallado que protegía el llamado Burgo Nuevo, la expansión de la ciudad hacia el sur en los siglos XIII y XIV, ya extinguida la monarquía leonesa, y reinando Alfonso XI de Castilla.

En la actualidad se encuentran recuperados los 530 metros que permanecen en pie.

🧱 Tramos visitables

Las viejas fortificaciones defensivas romana y medieval brindan hoy al público más de dos kilómetros de recorrido junto a su base, y también hay partes que se pueden recorrer por arriba.

Esto es gracias a que en los últimos años se ha ido incrementando la longitud de la muralla de León, mediante la recuperación de trozos muy dañados (otros se han perdido definitivamente). Las tareas de recuperación continúan hoy en día.

Los tramos de muralla visibles desde la base se organizan en 4 grandes tramos, a los que hay que añadir otros 3 de menor importancia o peor estado de conservación, además de algo más de 310 metros en varios tramos totalmente ocultos.

Es fácil diferenciar la muralla romana, construida con sillares (bloques rectangulares), de la medieval, hecha de cantos de río con argamasa.

Plano Muralla de León
Plano Muralla de León, vía diariodeleon

⚔️ Tramos Muralla Romana

Esto son los cuatro tramos principales de la muralla romana y un poco de su historia:

➡️ Tramo del Jardín del Cid

  • Zona lateral del Palacio de los Guzmanes y trasera de la Casa de Botines. 90 metros visibles desde el jardín, y 30 desde la calle Ruiz de Salazar. 1 cubo. Muralla romana, siglo III, lienzo oeste.

Es el primer tramo en abrir su adarve al público (paseo superior). Tiene 50 metros de longitud y su altura no sobrepasa los 5 metros.

Sólo permanece en pie un cubo visto desde la calle Ruiz de Salazar.

La obra en este tramo descubrió algunos datos desconocidos hasta ahora, como la cota de la base -1,5 m bajo el pavimento actual-, y algunos sillares romanos del siglo I, visibles en la esquina del parque.

Se muestran las diferentes épocas constructivas y se representan las partes que se han perdido, marcando en el pavimento la línea de continuación y la “huella” de otros dos cubos desparecidos.

➡️ Tramo calle Ramón y Cajal

  • De calle Abadía a Torre de San Isidoro. 115 metros, 5 cubos. Muralla romana, siglo III, lienzo oeste.

En muy buen estado de conservación, junto a la calle Abadía puede verse el corte de perfil de la muralla. Este tramo sirve de límite occidental del complejo románico de San Isidoro.

El adarve o paseo superior aún no está abierto al público, pero se podrá recorrer cuando terminen las obras de ampliación del Museo de San Isidoro (la entrada al Museo permitirá también subir al lienzo de la muralla).

Aunque este tramo es romano, presenta grandes zonas de cantos con argamasa, resultado de restauraciones en el medievo.

A 15 metros de la Torre, junto a las escaleras de acceso a la plaza de San Isidoro, se puede ver la base de un cubo de la muralla anterior (siglo II).

➡️ Tramo calles Cubos, Carreras y plaza del Espolón

  • De la Catedral de León a Era del Moro. 650 metros, 19 cubos completos, marcas de 7 cubos derribados. Muralla romana, siglo III, lienzos norte y este.

Contiene la única puerta principal que permanece en pie, Puerta Castillo o porta decumana (norte), en la plaza del Espolón a la izquierda del Castillo, si bien el arco actual es del siglo XVIII. El Castillo de León fue cárcel hasta 1957 y hoy es Archivo Histórico. Conserva su siniestro aspecto de prisión medieval.

A la derecha del Castillo pueden verse parcialmente 4 cubos.

Contiene otras dos puertas de menor importancia

Una en la calle Cubos, junto a la Catedral, que da acceso al Hospital de Nª Sª de Regla, propiedad del Obispado, cuya fachada barroca con escudos nobiliarios, se trasladó desde las ruinas del Palacio de los Marqueses de Prado (S. XV-XVIII), en Renedo de Valdetúejar.

Otra en la calle Carreras, cerca del ángulo nordeste, que da acceso a la calle Santa Marina

En la calle Carreras pueden verse las mencionadas marcas de los 7 cubos derribados en el siglo XIX para el trazado de la calle.

Esta parte de Era del Moro es una donde se han puesto más esfuerzos de recuperación-rehabilitación en los últimos años. Próximamente se abrirá al público otro tramo que permanecía oculto.

Por ejemplo se restauró el cubo de la Calle Conde Rebolledo, y pronto se adecuará todo su entorno.

➡️ Tramo calle Serradores

  • De Puerta Obispo a Torre de los Ponce. 100 metros, 3 cubos. Muralla romana, siglo III, lienzo este.

Existen edificaciones entre todos los cubos.

Sobresale en el extremo sur de este tramo la Torre de los Ponce, de sillería y restaurado. Del siglo XII, debe su nombre a Don Ponce de Minerva, gobernador de las Torres de la Ciudad y mayordomo del Emperador Alfonso VII.

🏰 Tramos Muralla Medieval

Esto son los tres tramos principales de la muralla medieval y un poco de su historia:

➡️ Tramo calle Caño Badillo

  • De la fuente del Caño Badillo a calle Puerta Sol. 70 metros, sin cubos. Cerca medieval, siglo XIII-XIV, lienzo este.

Utilizada como pared de los edificios de la Plaza Mayor. La muralla es pared interior vista en algunos locales, como restaurantes y hoteles de la Plaza Mayor.

Muralla de León 2

➡️ Tramo calle Cercas

  • De Plaza de Riaño a Plaza de San Francisco. 530 metros. Cerca medieval, siglo XIII-XIV, lienzo este.

El paseillo militar entre el muro superior y el inferior está abierto al público como calle peatonal. Ambos muros almenados.

Contenía una entrada al burgo nuevo medieval, la desaparecida Puerta Moneda, de la que sólo quedan los laterales, en el cruce con la calle del mismo nombre.

➡️ Tramo avenida Independencia

  • De edificio del gobierno militar a entrada a propiedad privada. 130 metros. Cerca medieval, siglo XIII-XIV, lienzo oeste.

Restos de almenas del muro inferior en la acera de la calle. Muro superior parcialmente almenado.

En la imagen aérea del Casco Antiguo se resaltan los tramos de la muralla romana y medieval señalando los que se encuentran visibles, los que permanecen ocultos o semiocultos por edificaciones, y los que han desaparecido.

🏛️ Muralla de León y Arqueología

Las diferentes intervenciones en las Murallas de León también han permitido descubrir piezas de alto valor arqueológico. La mayoría se pueden ver en el Museo de León.

Concretando un poco más, se han hallado 16 lápidas funerarias romanas utilizadas como material de construcción, y hechas en mármoles de diversos colores, caliza de Burgos y arenisca, además de un centenar de fragmentos. Las piezas llegan a variar en peso y tamaño entre los 4 cm y 2,5 m y entre 400 gr y 500 kg.

Entre los hallazgos se encuentran piezas como:

  • Una estela discoidea de 2,15 m de altura, decorada con arcos de herradura, motivo inusual antes del siglo III, por lo que se trata de una pieza de gran valor.
  • Una estela de caliza ornada con una gran roseta en la cabecera, de 1,20 m de alto, 61 cm de ancho y 17 cm de grosor, dedicada por Iulia Restituta a su marido Septiminus, muerto a los 43 años.
  • Una lápida perteneciente a una persona muerta a los 110 años, cifra extraordinaria en época romana.
  • Una lápida de 130 x 60 x 22 cm, con inscripción funeraria y fecha no desveladas, tallada en mármol.
  • Otras lápidas y aras de propósito funerario de diversos tamaños y materiales.

Estos y otros objetos arrojan nuevos datos sobre:

  • La existencia de una necrópolis ubicada en las cercanías de dicho ángulo nordeste, lo que descubriría una organización del León romano desconocida hasta ahora.
  • La posible Localización de un taller del noroeste de Hispania que utilizaba arcos de herradura, muy raros antes del siglo V.
  • Datos sobre la población romana entre los siglos I y III, como condiciones de vida y longevidad.

Aparte de las lápidas funerarias romanas, existen en diversos puntos del muro sillares con inscripciones de la Edad Media; un ejemplo son las del entorno de Puerta Castillo, que aunque data del siglo XVIII aprovechó piezas medievales de la antigua puerta.

Según los expertos, las colecciones de lápidas romanas atesoradas por León y Astorga conforman el conjunto más completo de todo el norte de la provincia romana de Hispania.

Comparte:
Compartir en WhatsApp Compartir en Facebook Compartir en Twitter

Deja un comentario