Rabanal del Camino: perfecto para el peregrino en su Camino de Santiago

Comparte:

En Rabanal del Camino tenemos nuestro alojamiento, ideal para peregrinos, y es el pueblo justo anterior a Foncebadón, localización de nuestro restaurante medieval. Es un pueblo precioso, situado en la Maragatería, a 20 kilómetros de Astorga, en la provincia de León, con servicios diversos, patrimonio y demás que lo convierten en una de las paradas obligadas de los peregrinos que hacen el Camino de Santiago (está a unos 230 kilómetros de Santiago).

Aquí te contamos todo lo que debes saber, especialmente si estás realización el camino: albergues y otros alojamientos disponibles, dónde comer, qué ver, un poco de su historia y hasta descripción de la etapa del Camino de Santiago de Astorga a Rabanal.

✅ Etapa de Astorga a Rabanal del Camino

Depende de la guía, pero en muchas la etapa 23 del Camino de Santiago sale de Astorga y termina en Rabanal del Camino. En resumen, hablamos de etapa de unos 20 kilómetros, que te llevará a través de varios pueblos típicos maragatos, con mención especial a Castrillo de los Polvazares, cuna del popular Cocido Maragato.

En todos ellos encontrarás diferentes servicios para el peregrino, como bares, restaurantes y tiendes, así como puntos de interés, la mayoría de ellos templos religiosos de diferente calado (iglesias y ermitas fundamentalmente).

Lo que sí no encontrarás tanto durante el camino son sombras y fuentes, así que en cada población mejor avituallarse un poco hasta la siguiente (tampoco cargues en exceso, no hace falta porque cada pocos kilómetros encontrarás tiendas).

Y ojo, aunque diversas webs dicen que es una etapa fácil y blabla, por nuestra experiencia de hacerla y sobre todo de tratar con cientos de peregrinos cada año, a muchos de ellos les resulta bastante dura (estarás subiendo casi desde que sales, no mucho, pero subiendo al fin y al cabo; el clima dependiendo el día también se puede poner muy feo, y muchos días el sol pega con ganas).

➡️ Etapa con más detalle

Entrando un poco más en detalles sobre la etapa, una vez salgas de Astorga todo el Camino irá por la carretera LE-142; bueno, por la carretera en sí no ya que la gran mayoría del trayecto se puede hacer por sendas paralelas de tierra.

Lo primero interesante que encontrarás será la Ermita del Ecce Homo de Valdeviejas (suele estar abierta, data del medievo, aunque se renovó por completo en el XVIII). Unos cuatro kilómetros después, llaneando, llegarás a Murias de Rechivaldo, primer pueblo puramente maragato (lo anterior es más un barrio de Astorga), con servicios para el peregrino y la Iglesia de San Esteban, con estructura también muy típica de la zona (encontrarás varias similares más a lo largo de la etapa).

Aquí tienes dos opciones, continuar por el «sendero oficial» del Camino de Santiago, de grava, que transcurre por campos de cultivo y monte bajo, o bien seguir por la carretera. La diferencia principal es que si vas por el camino, te saltarás Castrillo de los Polvazares, aunque la variante de la carretera es más peligrosa y suma algo más de un kilómetro a la etapa.

El Teleno

Sea como fuera, la siguiente parada es Santa Catalina de Somoza. Otra pequeña población maragata, hoy con un par de bares-restaurantes a pie del camino que lo cruza por la mitad en forma de calle principal y desde siempre muy ligada a la ruta jacobea (en tiempos tuvo un gran hospital de peregrinos).

Saliendo de Santa Catalina, el imponente Teleno va tomando cada vez más presencia (es la montaña más alta de los Montes de León, por los que estarás caminando) y el Camino sigue por sendero paralelo a la carretera. Ligera, pero la ascensión continúa; recorrerás cuatro kilómetros así, sin fuentes ni sombras, hasta entra en El Ganso.

El Ganso es un pueblo pequeñito, donde en tiempos también hubo hospital y monasterio, hoy un par de bares, un albergue y aquí sí, fuente. Y la iglesia de Santiago, entra y contempla la talla del Apóstol del S.XVI vestido de peregrino.

Aquí la ruta se va haciendo algo más empinada y prosigue paralela a la carretera, con bosques de pinos y robles a los lados (pero sombra poco). Unos kilómetros después, llegarás a destino, Rabanal del Camino.

➡️ ¿Sigo hasta Foncebadón?

Son muchos los peregrinos que dudan entre parar en Rabanal o finalizar la etapa en Foncebadón. Tiempo atrás quedarse en el primero era casi obligatorio porque en el segundo poco más había que nuestro restaurante medieval. En la actualidad ya no es así y la decisión depende un poco más de tu condición física y tiempo.

Rabanal del Camino merece mucho la pena, porque como te contamos dispone de todos los servicios que necesitas y es muy bonito, pero Foncebadón también tiene un encanto especial y servicios. Eso sí, aunque entre amabas poblaciones sólo hay 6 kilómetros, la subida si que es dura (subes lo mismo que hasta a Rabanal pero condensado en 6 kilómetros).

Elijas la opciones que elijas, la etapa del día siguiente es muy bonita, ya entrando en El Bierzo, y pasando por uno de los puntos más emblemáticos del Camino de Santiago: la Cruz de Ferro, a un par de kilómetro de Foncebadón y el punto más alto de la ruta jacobea.

Quizá también te interese…

✅ Alojamientos, restaurantes y servicios en Rabanal del Camino 2020

Seguido detallamos todos los establecimientos disponibles y actualizados en Rabanal, que no son pocos, pero antes, mención especial para el nuestro, El Descanso de Gaia: un coqueto alojamiento ideal para peregrinos justo en el centro del pueblo, con posibilidad de alquilarlo completo como casa rural o por habitaciones económicas.

➡️ Albergues en Rabanal del Camino

  • Albergue de peregrinos municipal de Rabanal del Camino: 36 plazas en literas, 5€ lietera – Abre de Abril a Octubre
  • Albergue de peregrinos Gaucelmo, Rabanal del Camino: 40 plazas en literas, Donativo – Abre de Abril-Octubre
  • Albergue El Pilar, Rabanal del Camino: 68 plazas en literas, 5€ litera – Abre de Marzo a Diciembre
  • Albergue La Senda, Rabanal del Camino: 34 plazas en literas, 5€ litera – Abre de Abril a Octubre

➡️ Habitaciones en Rabanal del Camino

Nuestro alojamiento el Descanso de Gaia, con posibilidad del alquiler completo todo el año o por habitaciones de Abril a Octubre desde 27€!. Puedes reservar aquí.

  • Apartamentos rurales Las Carballedas, Rabanal del Camino: 30 plazas en 7 apartamentos, de 50€ a 120€ apartamentos – Abre todo el año
  • B&B The Stone Boat, Rabanal del Camino: 6 plazas en 3 habitaciones, de 40€ a 55€ la habitación – Abre de Abril a Octubre
  • Hostal La Candela, Rabanal del Camino: 14 plazas en 6 habitaciones, de 40€ a 70€ la habitación – Abre todo el año
  • Hotel rural Casa Indie, Rabanal del Camino: 15 plazas en 5 habitaciones, de 40€ a 70€ la habitación – Abre todo el año
  • Hotel rural La Posada de Gaspar, Rabanal del Camino: 30 plazas en 11 habitaciones, de 40€ a 75€ la habitación – Abre de Marzo a Octubre
  • Posada El Tesín, Rabanal del Camino: 10 plazas en 4 habitaciones, de 40€ a 68€ la habitación – Abre de Abril a Octubre

➡️ Dónde comer en Rabanal del Camino

Rabanal del Camino dispone de diversos bares-restaurantes, todos con sus encantos y todos atendidos por gente encantadora. Si te apetece socializar, comer o tomar unas cervezas, te proponemos:

  • La Candela: se encuentra a las afueras del pueblo, pero dispone de unas vistas geniales y una bonita terraza-jardín. La cocina es casera y te tratarán estupendo
  • El Tesín: está al principio del pueblo. Es pequeño pero acogedor, con una cocina simple y de calidad, y dispone de mesas en el exterior, a pie de la Calle Real. Está regentado por gente muy maja.
  • El Refugio: bien situado, hacia el centro del pueblo y frente a la Iglesia de la Asunción. Muy buen comida, con carta y menú trabajados. Atención de 10.
  • La Posada de Gaspar: un poco más arriba de El Refugio siguiendo la Calle Real. Dispone de una terraza cubierta estupenda, comida de calidad y personal también de 10.
  • Albergue El Pilar: cerca de los dos anteriores pero al otro lado del pueblo se ubica el Albergue El Pilar, que dispone de bar y ofrece comidas simples pero ricas y económico. Es muy bonito, tiene patio-terraza interior estupendo y es una «fiesta de sitio». Siempre lleno de peregrinos y atendido sólo por mujeres, con Isabel y su entrañable madre Esperanza a la cabeza. Todas unas cracks.

➡️ Servicios de Rabanal del Camino

  • Restaurantes-bares: sí, diversos
  • Carnicería: en las varias tiendas de ultramarinos disponibles
  • Panadería: en las varias tiendas de ultramarinos disponibles
  • Farmacia: Sí
  • Servicio de masajes: Sí, en el Albergue El Pilar y en el Albergue La Senda

✅ Rabanal del Camino monasterio

Rabanal del Camino cuanta con el Monasterio de San Salvador del Monte Irago, uno de los 19 repartidos por todo el mundo que tiene la Congregación Benedictina de Santa Otilia de la que son parte, a su vez compuesta por cerca de 1000 monjes de diversas nacionalidades.

En el caso de la comunidad del Monte Irago, está compuesta por varios monjes cuyas vidas giran en torno a la oración, el trabajo y la hospitalidad al peregrino, y todos los días realizan oraciones en la Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción a las que cualquiera puede asistir (estas liturgias, siguiendo la tradición monástica, se celebran en canto gregoriano).

➡️ Horarios oraciones de los monjes del Monasterio de San Salvador

  • 7:30 horas, Laudes – Oración de la mañana
  • 9:00 horas, Eucaristía
  • 19:00 horas, Vísperas – Oración de la tarde
  • 21:30 horas, Completas y Bendición de peregrinos

✅ Qué ver en Rabanal del Camino y alrededores

Monasterio de San Salvador del Monte Irago

Hay varios edificios de interés en Rabanal del Camino que te aconsejamos ver. Desde el comienzo del pueblo hacia arriba tenemos:

  • Ermita del Bendito Cristo de la Vera Cruz: Justo antes de entrar en el pueblo se encuentra la ermita del Bendito Cristo de la Vera Cruz, un edificio de culto datado en el siglo XVIII, con una imagen de Cristo crucificado de gran belleza.
  • Ermita de San José: Ya dentro del pueblo, subiendo la Calle Real, la principal que atraviesa todo el pueblo y es Camino de Santiago, a mano derecha está la Ermita de San José. También del XVIII, es pequeña, pero está coronada por un retablo de estilo Barroco muy bonito.
  • Casa de las Cuatro Esquinas: Al continuar avanzando por la Calle Real, te aconsejamos hacerlo con tranquilidad y fijándose en los detalles. Y es que verás varias casas típicas de la construcción maragata, destacando especialmente la Casa de las Cuatro Esquinas, en la que el rey Felipe II pernoctó cuando peregrinó a Santiago (de ahí el nombre «real» de la calle).
  • Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción: Ya llegando hacia el final de la calle está la iglesia de Nuestra Señora de la Asunción, del siglo XII, declarada como Bien de Interés Cultural y uno de los pocos templos que quedan en pie del románico rural leonés.

Rabanal del Camino pertenece a la comarca de la Maragatería, y colinda con la de El Bierzo. Su situación es perfecta para usarlo «de base» y visitar los muchos lugares de interés que tiene a su alrededor.

Además hay varias rutas que salen directamente del pueblo, ideales para disfrutar de la naturaleza. El Refugio Hostería dispone de un mapa con tres de ellas señalizadas, La Ruta de las 6 Fuentes, la de La Cascada de la Fervencia y otra hasta la mítica Cruz de Ferro, todas de baja complejidad.

✅ Historia de Rabanal del Camino

Hablar de Rabanal del Camino es hablar del Camino de Santiago, porque aunque ya hay referencias de la existencia de la localidad en relatos que datan del siglo VIII, ambos están muy relacionados y cuando realmente comienza a coger relevancia no es hasta los siglos XI y XII, coincidiendo con el apogeo de las peregrinaciones a Santiago de Compostela.

Y es que Rabanal del Camino está muy bien situado al ser la última población antes de la subida a Foncebadón, que hoy es dura y por aquellos tiempos un verdadero desafío con peligro muy real de muerte, lo que rápidamente lo convirtió en una de las paradas obligadas para aquellos que hacían la peregrinación a Santiago de Compostela.

Tanto es así, que ya en 1.120 el pueblo pasa a considerarse final de la etapa IX del camino en la que es la primera guía de la ruta del Camino de Santiago, el popular Codice Calixtinus, y la cosa va a más. Pocos años después, concretamente el 7 de septiembre de 1.169, el rey Fernando II y su mujer doña Urraca le otorgan un Fuero, compuesto por ocho disposiciones y concesiones varias, derivado del Fuero de León de 1.017. Por ejemplo:

  • Se le dio a las gentes de Rabanal la facultad de poder elegir al señor que quisieran (excluyendo al obispo de Astorga)
  • Regulación de penas en los casos de homicidio
  • Prohibición al «merino, sayón, dueño del suelo o cualquier otro señor» de entrar en casas ajenas por cualquier razón o arrancar la puerta de las mismas

En paralelo, la muy importantísima por aquellos tiempos orden del temple instauró una encomienda de caballeros en la localidad, con la finalidad de custodiar y proteger a los peregrinos, quienes además levantaron hospitales e iglesias, entre ellos el de San Gregorio, del que formó parte la hoy aún en pie Casa de las Cuatro Esquinas donde el mismísimo Felipe II se alojó en el siglo XVI en su peregrinación a Santiago.

En sucesivos siglos, el esplendor de Rabanal del Camino continúa, con mención especial a lo transcurrido del XVII al XIX, durante los que sus pobladores se convierten en arrieros y se desarrolla lo que actualmente conocemos como cultura maragata (con sus propias vestimentas, estilos de construcción y costumbres, muchas de las que aún perduran).

Y no en cualquier tipo de arriero, en Rabanal radicaron varios de los más importantes y avezados, que a base de transportar al interior de la península salazones de pescado de Galicia y a la vuelta embutidos y productos de secano, amasaron tremendas fortunas que se tradujeron, entre otras cosas, en construcciones señoriales y edificios de culto como la Ermita de San José (sufragada su edificación enteramente por el arriero José Calvo Cabrera).

Pero entonces llegó el progreso, en forma de ferrocarril a Astorga, y la actividad de los arrieros comenzó a mermar, hasta desaparecer, y el interés por el Camino de Santiago también decayó, dando paso a años muy duros, caracterizados por la emigración forzosa de los maragatos a las ciudades y otros países.

Muchos pueblos de la contorna desaparecieron, y Rabanal estuvo muy cerca también de quedar completamente despoblado. Sin embargo, gracias al resurgimiento del Camino de Santiago en los últimos 20 años, y al cariño a esta preciosa tierra de la Maragatería en general y de Rabanal en particular por parte de autóctonos y foráneos, en la actualidad ha vuelto a la vida.


Comparte:

Deja un comentario