Qué Ver en El Bierzo: 12 Preciosos e Interesantes Espacios Naturales

Comparte:
Compartir en WhatsApp Compartir en Facebook Compartir en Twitter

¿Qué ver en El Bierzo? Dentro de las diferentes comarcas de la Provincia de León, la de El Bierzo tiene de todo (la conocemos bien, nuestro restaurante medieval está justo en el límite de esta con la Maragatería), por lo que responder no es fácil.

Encontramos desde patrimonio de alto valor a su capital, Ponferrada, también de visita obligada, pasando por espacios naturales que quitan el sentido e históricos muy relevantes, que es en lo que nos centraremos.

Pueblos del Bierzo
Te puede interesar:
Ruta por los 10 Pueblos del Bierzo que Debes Conocer

Os dejamos pues con nuestros 15 espacios naturales e históricos preferidos del Bierzo, entre los que hay bosques, rutas, picos o hasta una mina de Wolframio!, entre otros. NOTA: todos los enclaves históricos escogidos son al aire libre.

➤ Las Médulas

Que Ver en El Bierzo Naturaleza, Las Médulas

El espacio natural de Las Médulas es seguramente uno de los atractivos más conocidos de El Bierzo, y con razón.

Se trata de un entorno paisajístico de alto valor, así como histórico y cultural, producto de la actividad minera romana, llegando a ser la mayor mina a cielo abierto de todo el Imperio Romano.

Tip Viajero
NOTA: hay diversos recorridos marcados dentro de la antigua explotación para visitarla. Te recomendamos que hagas nuestra ruta circular por Las Médulas, te llevará por todos los puntos más interesantes.

El paraje y su belleza ya merecen la pena por sí solos, pero además encontrarás el Aula Arqueológica de Las Médulas, donde a través de paneles, maquetas y demás se explica la ingeniosa técnica empleada por los mineros en el lugar para extraer el oro de la montaña.

➡️ Castro Ventosa

Castro Ventoso es uno de esos enclaves naturales/históricos de El Bierzo que bien merecen una visita, pero que aún son bastante desconocidos por el gran público.

Se trata de un castro, todavía por excavar, en la pedanía de Pieros, perteneciente al municipio de Cacabelos, de origen prerromano y que rivaliza con el cercano Castro de la Edrada ya que no está claro cuál de los dos asentamientos responde al nombre de Bergidum Flavium, la importante ciudad romana que dio nombre al actual Bierzo.

El completo está rodeado por una muralla, o el vestigio más importante que hoy se puede ver, de la época Bajoimperial, notablemente restaurada, un sólido muro de unos 4 metros de altura, con cubos que recuerdan a las de Astorga o León.

Además, y esto también amerita la visita, desde el enclave hay unas vistas preciosas de gran parte de la comarca.

Hoy existe un cómodo acceso empedrado (1300 m) desde Pieros (a 2 km de Cacabelos y a 5 de Villafranca) y un ancho camino de ronda al pie de la muralla en todo su perímetro de algo más de un kilómetro.

➤ Lago de Carucedo

Que Ver en El Bierzo Naturaleza, Lago Carucedo

Muy cerquita del parque de Las Médulas que decíamos antes, se encuentra el Lago de Carucedo, producto de las operaciones mineras romanas y otro punto natural de El Bierzo perfecto para el esparcimiento de toda la familia.

Se trata de una masa de agua de 50 hectáreas (4 km de perímetro) con puntos de entre 9 y 30 metros de profundidad, en un entorno precioso (más fotos aquí)

E importante: no necesariamente hay que ir a bañarse. Toda la zona está acondicionada con meses y demás.

➡️ Castro de Chano

Que Ver en El Bierzo Naturaleza, Castro Chano

El castro de Chano, situado en la localidad de mismo nombre y perteneciente al municipio de Peranzanes, es uno de los castros prerromanos mejor conservados, habitado en tiempos por Astures.

Se cree que data de entre finales del siglo I a.C. y principios del II d.C. y se trata de un clásico asentamiento castreño del Noroeste peninsular, con viviendas circulares o pallozas, cubiertas de techo de paja o teito, sujeto por un pilar central de madera.

Entrando en detalles, la zona excavada, está delimitada por tres fosos y una potente muralla, no muy alta, pero de casi 1 metro de grosor, dentro de la cual se encuentran 16 pallozas circulares delimitadas por caleyos o callejones muy estrechos, y zonas de escaleras para salvar la pronunciada pendiente.

La mayoría de las pallozas tienen hasta 5,5 m de diámetro. Los muros de hasta 4 metros de altura y 60 cm de grosor, se construyeron íntegramente con lajas de pizarra obtenidas en las proximidades.

Muchos conservan la puerta, orientada al este o sur, y elevada sobre el suelo. En el interior aún se encuentra el vasar, piedra perforada que servía de base de apoyo a la columna central de madera que sujetaba el techo de la palloza.

➤ Las Médulas de La Leitosa

Que Ver en El Bierzo Naturaleza, Médulas Leitosa

El salvaje y desconocido paraje denominado Las Médulas de la Leitosa constituye la segunda mayor explotación aurífera romana de la provincia, después de las Las Médulas, por lo que bien merece ser visitado.

Se encuentra en las inmediaciones de las localidades de Paradaseca y Paradiña. Nosotros te recomendamos que accedas a la parte alta de la mina, siguiendo la carretera hacía Paradiña; cuando llegues a lo alto, toma la pista forestal de la izquierda.

Después, sigue por la misma pista unos 3 o 4 kilómetros.

Irás obteniendo diferentes puntos de vista del conjunto, y podrás ascender en cortos paseos a pie hasta alguna de las cumbres cercanas, desde donde se avistan la mayoría de los picos del Parque Natural de Ancares, del Alto Sil, del Alto Bierzo, e incluso de las sierras sureñas de los Montes de León.

➡️ Hayedo de Busmayor

Hayedo de Busmayor

Un verdadero tesoro botánico, en el fondo del valle do Seo, muy bien conservado, y especialmente bonito en Otoño y Primavera.

Escondido en el extremo más occidental de la provincia, en las estribaciones de la sierra del Courel, en el concejo berciano de Barjas, se trata de uno de los hayedos mejor conservados de España.

Junto a la gran masa de hayas se pueden encontrar numerosos acebos, abedules, arces o serbales.

Su riqueza faunística incluye ardillas, jabalíes, corzos y alguna madriguera de tejón. Y, surcando el cielo, aves rapaces.

Aunque es accesible con dificultades mediante vehículo, la mejor forma de visitarlo es en una caminata de unos 11 km desde la recuperada Herrería de Serviz, por el llamado Camino de la Vena, por donde antiguamente los carros de mineral de hierro llegaban hasta la herrería.

➤ Molinos comunales de Otero

Que Ver en El Bierzo Naturaleza, Molinos Otero

Un rinconcito muy cuco que ver en el Bierzo es la zona de los molinos de Otero de Naraguantes, a 1.5 kilómetros de Fabero.

En medio del más tradicional Bierzo minero, las gentes del pequeño pueblo de Otero de Naraguantes recuperaron los cuatro molinos harineros que se alinean sobre el arroyo en la entrada del mismo.

Las construcciones son de bloques de pizarra, rectangulares, con tejado a dos aguas y cubierto también por pizarra, aunque en origen se cubrían con paja de centeno.

Los entrañables molinos de Otero de Naraguantes tienen nombre propio: ‘Queimao’, ‘Roquexo’, ‘Fondeiro’ y el ‘de Botas’, casi todos con nombres galaicos, como también tienen sus piezas: moxego -recipiente de recogida de grano-, taravico -mecanismo para mover el grano-, canalexo -canal por el que llega hasta la piedra o muela, que gira gracias a la tereruela, haciendo caer la harina en el brandal.

El mismo arroyo alimenta los cuatro molinos, situados en una bonita área recreativa con las mejores panorámicas del pueblo.

La disculpa perfecta para visitar toda la zona de Fabero, en la que hay muchas otras cosas que ver.

➡️ Minas de Wolframio de Cadafresnas

Que Ver en El Bierzo Naturaleza, Cadafresnas

Uno de los episodios más desconocidos de la reciente historia de El Bierzo fue el descubrimiento, durante la Segunda Guerra Mundial, de un rico yacimiento de wolframio único en Europa, justo en el corazón de la Peña do Seo, una de las montañas más altas y bellas de la comarca.

Más tarde, ya en época de Franco, el régimen militarizó la Peña do Seo y lenvató unas grandes instalaciones mineras y residenciales en plena falda del monte, regularizando así la extracción de mineral, que acabó definitivamente antes de 1960.

Hoy aún se pueden visitar los restos del complejo minero, pero lo mejor es todo el paraje.

La zona ocupa la cabecera del precioso valle del Selmo, y su acceso más cómodo se realiza desde Corullón, a 4 kilómetros de Villafranca.

Las vistas del valle son deliciosas, avistándose desde algunos ángulos Las Médulas, la propia Ponferrada, los Montes Aquilanos y los de La Cabrera, e incluso algunas sierras de Galicia.

Más allá del poblado, una bifurcación del camino lleva, por un lado a la mina (2 km), y por otro al valle contiguo por el noroeste, el de Barjas, aún más agreste y frondoso que el del Selmo.

➤ Pinturas rupestres de Sésamo

En la localidad de Sésamo, cerquita de Vega de Espinareda, nos encontramos con otra de las cosas más curiosidad que ver en El Bierzo: el conjunto de pinturas rupestres más importante de la provincia de León.

Más concretamente, se encuentran en el entorno del Castro de Peña Piñera, al que se puede acceder en coche a través de una pista, donde encontrarás un merendero y también unas estupendas vistas del valle del Cúa.

Una vez en la localización, no cuesta encontrar las pinturas.

Sobre ellas, contarte que el conjunto pictórico es de época post-neolítica, con datación muy imprecisa, entre la Edad del Cobre y la del Hierro, es decir, entre el VI y el II milenio a.C.

Utilizando ocre como material único, obtenido en el propio farallón de Peña Piñera, los autores realizaron figuras esquemáticas, de trazos rápidos, de entre 15 y 25 cm.

Las figuras se clasifican en tres temáticas:

  • Antropomorfos: representación esquemática de figuras humanas, total o en parcialmente.
  • Zoomorfos: representaciones claramente animales, aunque de difícil identificación. Cánidos, cápridos o cérvidos.
  • Figuras geométricas o no figurativas: formas vegetales, trazos diversos, digitaciones (puntos o rasgos con la yema del dedo), mallas, peines, espinas, soles, etc.

➡️ Tejo de San Cristóbal de Valdueza

Que Ver en El Bierzo Naturaleza, Tejo San Cristobal

El Tejo de San Cristóbal es otra disculpa perfecta para visitar la Tebaida berciana.

Se trata de un Tejo milenario, en la localidad de San Cristóbal de Valdueza. Concretamente su antigüedad fue calculada con exactitud en 1988 extrayendo una muestra, dando como resultado que al menos tiene 12 siglos de antigüedad.

Sobre el Tejo, es una especie que ha recogido la veneración y admiración de las gentes desde los orígenes de la civilización.

Los pueblos de origen céltico que habitaron en la Península lo consideraron árbol sagrado, por lo que lo utilizaron como símbolo de divinidades en lugares de culto, tradición que mantuvo el cristianismo al edificar templos junto a árboles ya existentes, como en el caso de San Cristóbal (donde hay una ermita).

El ejemplar de San Cristóbal es el más conocido de León. Con 15 metros de altura, 1,5 m de diámetro mínimo del tronco y casi 20 m en la copa, su descomunal manto de ramaje se inclina hasta casi tocar el suelo.

➤ Mirador de Corullón

Que Ver en El Bierzo Naturaleza, Mirador Corullon

A 2 km pasado Corullón, por la LE-622 que también lleva a Cadafresnas y la mina de wolframio que comentamos antes, se encuentra el Mirador de Corullón.

Con un pequeño aparcamiento y barbacoas, desde él se contempla una magnífica vista de una parte de la hoya berciana: el valle bajo del Burbia, cuyo centro es Villafranca.

Está muy cerquita de otros puntos de interés que ver en el Bierzo: por ejemplo el propio Castillo de Corullón o la preciosa iglesia, o Villafranca, llena de patrimonio.

➡️ Herrería de Compludo

La Herrería de Compludo

La Herrería de Compludo la conocemos muy bien, ya que está muy cerquita de nuestro restaurante medieval.

Hablamos de una bonita herrería medieval, única en España, visitable y en funcionamiento, enclava en el Valle de Compludo.

Si quieres saber más sobre ella, pásate sobre nuestro artículo sobre la Herrería de Compludo.

Imágenes vía: @luiggi73@camino_transcantabrico2@gustavodocampo

Comparte:
Compartir en WhatsApp Compartir en Facebook Compartir en Twitter

Deja un comentario